Confiabilidad de las Nuevas Traducciones de la Biblia
Pastor Leonardo Gutiérrez
b393012649a83987971115c803527f28
Romanos 12:2
No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
El Nuevo Testamento está escrito en griego.
Para el tiempo en que se estaba escribiendo el Nuevo Testamento, la iglesia cristiana se había extendido hacia muchas regiones y países diferentes, y el griego era la lengua que se hablaba. Es interesante mencionar, que los creyentes del primer siglo utilizaron en gran manera la traducción al griego del Antiguo Testamento, conocida como la Septuaginta. Esta versión o traducción proveyó de vocabulario para citar el AT en la proclamación del carácter mesiánico de Jesús durante la primera etapa de la expansión de la Iglesia.
Para continuar, trataré de responder brevemente a las siguientes preguntas:

1. ¿Qué es una traducción de la Biblia?

Entendemos una traducción, como la tarea de trasladar el contenido completo de La Biblia, de sus idiomas originales, hebreo, arameo y griego, a nuestro idioma, al resultado de ello nos referimos como una “traducción” o “versión” de la Biblia. Las traducciones por lo general adquieren una de estas dos formas:
a. Traducción literal o por Equivalencia Formal: Es la que traduce palabra por palabra.
b. Traducción funcional o por Equivalencia Dinámica: Traduce ideas, frases u oraciones completas. Entre estos dos acercamientos se da una amplia gama de posibilidades: desde las traducciones exageradamente literales, hasta las adaptaciones demasiado libres. Ambos acercamientos tienen sus ventajas y debilidades.
Por lo tanto, el estudiante serio de la Biblia debe emplear versiones bíblicas que reflejen esos dos acercamientos. La traducción formal ayuda, al estudiante no familiarizado con el hebreo, a captar la forma del hebreo/arameo/griego. La traducción dinámica es de gran ayuda para captar más fácilmente el significado del mensaje original.

Gracias a Dios que la Biblia escrita en los originales tiene bella prosa y bella poesía; tiene sermones, cantos, relatos, enseñanzas, proverbios y poemas.
2. ¿Cómo se lleva a cabo una traducción?
El proceso de traducción es extenso y complejo, demasiado aún como para resumirlo, los traductores actualmente requieren equipos de personas expertas tanto en la lengua que se está traduciendo, como en la lengua receptora. La práctica de la traducción bíblica demanda que se conozcan bien las lenguas antiguas, la historia de la iglesia de los primeros siglos, la interpretación bíblica y los manuscritos antiguos. Pocas personas poseen tanto conocimiento. Aquí es donde entran ciencias auxiliares como la Arqueología, Geografía, Historia y la Lingüística.

Brevemente mencionaré algunos pasos en este proceso.
• No existe ya ninguno de los manuscritos originales, los cuales se hacían a mano. Sólo contamos con copias de copias de los manuscritos originales.
• El punto de partida es elegir los manuscritos o la “familia” de manuscritos.
• Para el Antiguo Testamento generalmente se parte del llamado “Texto Masorético”, por lo general representa la mejor tradición de manuscritos.
• Para el Nuevo Testamento, hay dos “familias o tradiciones”, el llamado; Texto Recibido” y Texto Crítico.
• Durante los primeros siglos, los copistas cometieron muchos errores mientras copiaban a mano copias de otros manuscritos. Ellos no sabían que lo que entonces copiaban vendrían posteriormente a ser parte de las Sagradas Escrituras.
3. ¿Qué problemas comunes encontramos en los escritos del Nuevo Testamento?
a) Falta de puntuación en los idiomas originales:
• Los primerísimos manuscritos se escribieron en mayúsculas, sin espacio entre palabras y oraciones y sin puntuación.
• Poco a poco los copistas empezaron a incluir signos de puntuación en los manuscritos que copiaban.
b) Diferencias en la gramática:
• Cada idioma tiene sus propias características, que lo hacen distinto de los demás, lo que ocasiona problemas para la traducción y la interpretación.
c) Diferencias en algunas palabras que tienen diferentes significados, según el contexto en el que se utilicen:
• Por ejemplo; “carne”, vea Lucas 24:39, Juan 1:14.
• “bautismo/bautizar” compare Mateo 3:6 con Marcos 10:3.
• Palabras sin equivalente en el idioma receptor, por ejemplo: “Filacterias”, Mateo 23:5.
d) O a veces se usan palabras, frases o acciones en sentido figurado:
• Vea en la palabra en Lucas 13:32 y 1 Pedro 1:13
CONCLUSIÓN
• Damos gracias a Dios porque nos permite acercarnos a su Palabra por medio de una traducción en nuestra propia lengua, la lengua en que expresamos nuestros sentimientos e ilusiones, la lengua en que discutimos y soñamos, y, sobre todo, la lengua en que oramos a Dios y escuchamos su voz.

• Damos gracias a Dios por todos los hombres y mujeres que han dedicado sus energías y talentos a hacer posible que lo anterior se haya convertido en realidad. Nos han preparado el camino. Les honramos con la lectura profunda y cuidadosa de la Biblia.

• Damos gracias a Dios por las instituciones, que se esfuerzan por hacer llegar un ejemplar de las Escrituras a cada ser humano, en un lenguaje que pueda entender y a un precio que esté a su alcance.
Categorías: Uncategorized