Tesoros de la Palabra

«Con el paso de los años, al ir leyendo la Biblia en mi caminar con Cristo, he ido encontrando otras «perlas» como esta, y he conocido la Palabra de Dios como agua para calmar mi profunda sed de Él…»