Nací en la Ciudad de México en el año de 1969.

Desde que nací y durante mi infancia sufrí diversas situaciones que pusieron mi vida en riesgo. No fue diferente en los años subsecuentes, pues hasta hoy he seguido enfrentando los embates del enemigo, pero Dios siempre me ha guardado, pues Él tiene planes distintos para mí.

He sido testigo de la inmensa grandeza de Dios; pues cuando fui madre en mi juventud, la pequeña fue un gran reto y enseñanza de vida y hoy se encuentra en el cielo, donde espero algún día encontrarme con ella.

Dios es bueno y me otorgó el cuidado de dos varones que son mi tesoro.

Conocí a Jesús como mi Salvador a la edad de 18 años y ha sido lo mejor que me pudo haber pasado, pues sin Él, seguramente estaría a merced de la voluntad del diablo.

A lo largo de mi caminar en Cristo, he trabajado con grupos de drama, damas, jóvenes, nuevos creyentes, y trabajé como secretaria del Pastor.

Actualmente colaboro en el equipo de supervisión y comparto la Palabra de Dios a la iglesia.

Espero poder ser útil en el reino de mi amado Jesús y dar de gracia lo que de gracia he recibido. Espero poder "estar quieta y conocer que Él es Dios" Salmo 46:10.